Tramites municipales

Datos Utiles

 

BANDERA Y ESCUDO DE BERROTARÁN

HISTORIA DE NUESTRO PUEBLO.

La zona del actual pueblo de Berrotarán era inhóspita y no contaba con agua, por lo tanto no era lugar trabajado por el hombre.

Pero allá por el año 1911 ya habían llegado algunos  inmigrantes italianos para buscar un lugar donde asentarse, y es entonces cuando se conoce la noticia de que era inminente el paso del ferrocarril, que firmas inglesas iban trazando a lo largo y ancho del país.

Este importante acontecimiento llenó de inquietud a todos aquellos que habían entrado al país y que esperaban un destino donde afincarse con sus familias y trabajar la tierra ya que ese era el objetivo de su viaje y era también lo que les proporcionaría el sustento diario ya que venían de una Europa devastada por la guerra.

El Gobierno Argentino contaba con grandes extensiones de campo y necesitaba mano de obra para hacerlo producir.

Los hombres que llegaron aquí al sur de Córdoba, eran principalmente chacareros, llamados así porque trabajaban pequeños campos en su país eran llamadas chacras.

La falta de destreza con el caballo, reducía su actividad a esta pequeña extensión de tierra, a diferencia del criollo que  usaba el caballo y trabajaba con hacienda.

Ya se había comenzado el trabajo de trazado de las vías, y estratégicamente se elegían los lugares para fundar la estación, teniendo en cuenta las distancias para la provisión de agua, para las máquinas a vapor.

Se eligió el punto a donde aún hoy está la estación de ferrocarril, allí se cavó el pozo donde se pondría el molino.

Al tener el lugar determinado, la familia Berrotarán , propietarios de grandes terrenos  donaron 119 hectáreas para construir la estación y hacer un loteo para el pueblo.

En 1913 las vías ya estaban concluidas y se habilitó una parada en el lugar,  del ferrocarril Central Argentino.

Los colonos ya vieron la posibilidad al tener agua de acercarse al lugar donde pasaría el progreso, eligiendo el lugar dentro del loteo realizado.

Al acercarse estas personas, ubicándose ya todos más cerca del paso del ferrocarril, comienzan a surgir las necesidades de una comunidad. Siempre hay algún vecino que tiene habilidades para algo distinto.

Por cierto que la alimentación era lo primordial. Surge la idea de instalar una panadería o al menos una familia que lo hiciera y eso lo hace Don Juan Basso.

El primer negocio como un almacén fue el de Don Antonio Cullazo, posteriormente se crean dos almacenes más de ramos generales, estos son los de Don Belisario Ciachi y Don Francisco Vanderhoever

Hasta entonces se usaba comer mucho el charqui, pero ya habiendo varios vecinos aparecen las carnicerías de Meza y Don María Medina.

Hacía falta algún alojamiento ya que desde el día que pasó el primer tren, que fue el 24 de Junio de 1913, había gente que pasaba o que se tenía que alojar y a esta misión la cumple Don Ángel Pantaso con una “Fonda” donde se comía, se tomaba la tradicional “vuelta”, siendo centro de reuniones y se dormía cuando hacía falta.

Ya para esta época, no podía faltar un boliche para sociabilizar y divertirse y éste lo pone Don Carlos Sacco.

Y como gran novedad surge la soderia de Don Landini

Ya subdivididos los terrenos donados para el loteo, la población comienza a crecer y en los días de fiesta que eran los 25 de mayo, 9 de julio, 20 de septiembre, 12 de octubre se hacían estos festejos en los galpones de la estación, donde todos se reunían y con la alegría del italiano, rudos hombres para el trabajo pero que sabían gozar de los momentos de solaz junto a sus familias y siempre acompañados por la música.

Se realizaban entonces las primeras romerías italianas que duraban 2-3 ó 4 días. A veces esta alegría se tornaba demasiada bochinchera y para moderarla estaba la autoridad policial ya personificada en el señor Leandro Leaniz.

Fueron los años siguientes, años de bonanza, pues el factor meteorológico, ayudó a hacer buena cosechas y así la mayoría de colonos pudo comprar su propios campos y eso demuestra su ejemplar forma de trabajo, sacrificio y ahorro que les permitió crecer en poco tiempo.

En el año 1915 se crea la primera estafeta postal atendida por el Sr. Atis.

La vida espiritual era atendida en el oratorio de Las Peñas por el Padre Caviglia  distante a 10 Km.

Este Sacerdote impulsa en el año 1919 la creación de un templo propio y con la ayuda de los vecinos se levanta en forma humilde el mismo, siendo su patrono el Corazón de Jesús.

En el año 1924 se coloca la piedra fundamental del cementerio local, antes los cuerpos eran trasladados a la cruz en una vagoneta negra con crespones y plumas negras, propiedad de Juan Berttoto.

En 1928 se abrió el primer cine mudo, en la casa de Don Gerardo Soto.

El primer colectivo comenzó hacer sus viajes, pertenecía a Don Caparroz y llevaba hasta 15 personas, viajando a Río Cuarto.

En 1930 comienza la telefonía en el pueblo y era la encargada Doña Pacha Talamonid y Doña Maruca Cuello.

Surge la primera farmacia, perteneciente a Mariano Gil Álvarez.

Comienza a usarse en 1930 la energía eléctrica con un trasformador privado propiedad de Carlos Veglia, quien vendía luz a los vecinos.

El agua se usaba con malacate o bombas manuales.

En 1932 se abre el correo, siendo su jefe el Sr. Salvático como cartero primero el Sr. Gómez y luego Franklin Sánchez y Francisco Tasca.

Hasta el año 1930 habían sido años de bonanza pero después la Argentina no ajena estuvo a la crisis mundial.

EL obligado paseo de la juventud era ir a la estación del tren para ver el paso del mismo, todas las niñas lucían sus mejores galas, saludaban a los viajeros con la ilusión de ellas y de los muchachos de encontrar allí alguien de su agrado.

La asistencia sanitaria era atendida por el Dr. De La Cerda, que venía de Gigena. Los partos los atendía la “madama” Sra. Olivero.

Más adelante llega y se instala en el pueblo el Dr. Sarsfield, donde abre un consultorio.

En 1934 se designa como primer cura Párroco al Presbítero Aquilino Arguello Ardiles, nuestro querido “Padre Aquilino” quién veló por la asistencia del pueblo tantos años.

En 1937 se crea el primer Juzgado de Paz, se nombra oficialmente Juez De Paz al Señor Ignacio Risso Patrón en el año 1939.

En 1917, el 11 de abril se crea la primera escuela, en realidad trasladada desde Las Peñas donde funcionaba, la primera maestra fue la Srta. Elina Haugh.

En 1936 se crea la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, para todos los eventos sociales. El salón grande se construye en 1953 y se mejora y amplía en 1969.

En 1940, se instala la fábrica de aceite que dio gran empuje al pueblo, propiedad de los señores Kohen y Bruno González.

En 1945 surge la primera comisión vecinal, es este el primer gobierno municipal del pueblo.

En 1953, respondiendo a los pedidos de los vecinos, se crea una “Comisión Municipal” compuesta por Santiago Storrello, como delegado municipal, Froilan Rojo como Secretario y Roque Rodriguez Tesorero.

En 1958 pasa a ser intendencia, siendo el primer intendente Leopoldo Comini y Secretario Tesorero Gustavo Ruiz.

 

 

 

September 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

TODAS LAS EDICIONES DEL COMUNICANDO